Miércoles, 17 Octubre 2018 13:32

Personas hábiles

Caminando el cauce del Turia, que por cierto, está precioso, me he cruzado con un chico que iba sobre un monopatín, con un vaso de café en una mano y escribiendo un mensaje al móvil con la otra. Me ha dejado boquiabierto. Tendría 16 o 18 años.

Admiro las personas hábiles, yo que soy un poco torpe. Pero la reflexión que quiero hacer aquí necesariamente debe girar hacia el hecho educativo. ¿Qué puedo hacer, como maestro, para que mi alumnado sea hábil? ¿Qué experiencias educativas debemos implementar en la clase que ayudan a mejorar la psicomotricidad de nuestro alumnado?

Obviamente, no todas las personas somos iguales. Hay que son muy visuales, y todo su mundo se desarrollará a través de las imágenes. Conozco dos hermanos que son muy visuales: el mayor, informático, resuelve todos los problemas de programación a través de símbolos, ve la solución. La menuda a abocado su creatividad hacia la arquitectura.

Otras son auditivos. Tuve a la clase dos gemelos con una imaginación desbordante. Ya en tres años, cuando el resto de criaturas está empezando a construir frases coherentes, eran capaces de inventar sobre la marcha un cuento fantástico, estructurado y bien desarrollado.

La otra parte de personas son kinestésicas, y tienen gran habilidades motrices. Ya que estamos envueltos con hermanos, de nuevo a llevar a dos hermanos que hemos tenido en la escuela. Los dos deportistas de élite, jugando a baloncesto en la selección nacional (cuando eran jóvenes), y después el chaval ha hecho INEF y la muchacha está terminando los estudios en una universidad americana becada por su habilidad en este deporte.

Desconozco socialmente qué porcentaje es de cada. De hecho no se si hay estudios estadísticos sobre el tema. Pero, "haberlos, haylos". Hay de todo, como no podía ser de otra manera.

En un sistema educativo como el nuestro, hecho expresamente los auditivos, tendremos que plantearnos ofrecer prácticas para ayudar a desarrollar las habilidades visuales y kinestésicas, y sobre todo, potenciar a los que las tienen por que puedan subsistir en un sistema que, aunque no contra ellos, los olvida.